Por Luis Rivera

Muy a menudo escuchamos esta palabra: «autoestima». Su definición común es:

«Aprecio o consideración que uno tiene de sí mismo».

La idea general es que te debes amar y respetar tal y como eres, pero tiene algunos problemas con cómo se la aplica y cómo la gente la entiende.

Tú no vas por el mundo amando a cualquier persona que se te cruce. Amas a las personas que son dignas de tu amor. Así como no vas por el mundo respetando a cualquiera; respetas a las personas que se ganan ese respeto.

¿Por qué habrías de amar a alguien que te traiciona, o que te roba, o que trae problemas a tu vida? ¿Acaso respetas a un político corrupto? No tiene sentido. El amor y el respeto son cosas que se ganan, no se deben entregar como si no tuvieran valor alguno.

De la misma forma, debes verte al espejo y darte cuenta, objetivamente, si eres digno de amarte tal y como eres.

Muy a menudo te toca aceptar que en ciertos aspectos eres un desastre, y si quieres ser digno de un verdadero amor propio, debes crecer.

De cierta manera no debes amarte como eres en este momento, sino debes amar tu potencial, y tomar las acciones necesarias para alcanzarlo.

Autoestima mal entendida

No me gusta, por ejemplo, cuando a personas que tienen 100 libras de sobrepeso les dicen: «está bien… debes amarte tal y cómo eres».

¿Debes amar el hecho de que es muy probable que tengas problemas cardíacos y diabetes? ¿Debes respetar el hecho que tu salud y calidad de vida están sufriendo? O acaso es mejor idea, verte al espejo objetivamente, y decir: «¡Soy un desastre! Tengo que hacer algo al respecto.» Y enseguida tomar acciones.

Hay una pequeña variación que la gran mayoría de la gente no comprende.

No debes amarte y respetarte tal y como eres, sino precisamente porque te amas y respetas es que debes cambiar para alcanzar tu verdadero potencial.

La verdadera autoestima implica crecimiento constante.

Confianza y autoestima

Puedes entrar a una cancha de básket con toda la confianza del mundo, pero si no eres competente, el equipo contrario te va a destrozar.

Lo mismo pasará en una reunión de negocios, cuando converses con una chica que te gusta, o en una entrevista de trabajo.

La verdadera autoestima y confianza nacen a partir de ser competente. No importa cuánta autoestima tengas, si no eres competente en cualquier aspecto, la gente se dará cuenta.

Así que, aunque sea importante el concepto de amarse a uno mismo, es aún más importante entender que eso implica tomar acciones constantes para ser merecedores de ese amor propio.

L.R.